Aloha Movimiento

Centro de yoga situado en Arucas, en el norte de Gran Canaria (Islas Canarias, España).

Últimas noticias

 

Ocho pasos de Patanjali

a

YOGA SUTRAS.

Patanjali coordinó y sistematizó el sistema del yoga en 196 aforismos. Dando forma al camino del Raja Yoga y, por tanto, del Hatha Yoga. En este compendio se define el Yoga como

aquietar las fluctuaciones de la mente”.

En los Yoga Sutras de Patanjali se enumeran los medios adecuados para alcanzar el objetivo del yoga. Es el llamado Ashtanga Yoga  o El Camino de los Ocho Pasos (no confundir con el sistema de Ashtanga Vinyasa Yoga creado por Sri. Pattabhis Jois). En el mundo del Yoga, estos ocho pasos están considerados los principios fundamentales de un/a yogui/ni. Se estima que no son vinculantes, es decir, no podríamos pasar al siguiente sin haber superado antes el anterior.

EL CAMINO DE LOS OCHO PASOS.

Los dos primeros son valores universales y sin ellos ninguna práctica de Yoga es posible.

1. Yama, mandamientos de la moral universal. Se trata de restricciones morales: no violencia, no mentir, no robar, moderación en todo y no posesividad.

2. Niyama, autopurificación por la disciplina. Se trata de observaciones: pureza, contentamiento, austeridad, estudio de los textos sagrados y conciencia del Ser.

 

3. Asana, postura. Son un entrenamiento dirigido al cuerpo y la mente para limpiarlo, canalizar las energías y  así alcanzar estados de conciencia más elevados.

4. Pranayama, control rítmico de la respiración. Es el conocimiento y el control del Prana, que es la fuerza infinita gracias a la cual se manifiesta este universo. El Raja Yoga dice que aquel que ha controlado el prana, ha controlado su mente y todas las mentes que existen.

Estos cuatro primeros conforman la parte física y externa.

a
a

5. Pratyahara, retirada y emancipación de la mente de la denominación de los sentidos y los objetos externos. Voluntaria o involuntariamente, la mente se conecta continuamente con los sentidos o algunos centros haciendo que nuestros actos, tanto internos como externos, escapen de nuestro control. En esta fase, se pretende enseñar a conectar y desconectar la mente de los centros, a voluntad.

6. Dharana, concentración. Consiste en mantener la mente en un punto o en un tema. El poder de atención, si está debidamente guiado y dirigido hacia el mundo interno, analiza la mente e ilumina.

7. Dhyana, meditación. Cuando la mente ha sido ejercitada a permanecer en un punto interno o externo, se adquiere el poder de fluir ininterrumpidamente, como una corriente, hacia este lugar.

Estos tres pasos conforman la parte espiritual e interna

8. Samadhi, estado de superconsciencia producido por una profunda meditación, en la que el aspirante individual se hace uno con el objeto de meditación o espíritu universal. Cuando se es capaz de llegar a rechazar la parte externa de la percepción y permanecer meditando solamente en la parte interna, es decir, en su esencia a-dual, ese estado es el de Samadhi.

a